¿queso artesanal no Sabes lo que te pierdes si no lo haces ?

¿Te gusta el queso? ¿Te gustaría aprender a hacer tu propio queso artesanal en casa? Si la respuesta es sí, este artículo es para ti. El queso artesanal es una forma de expresar tu creatividad, tu pasión y tu amor por la gastronomía. Además, tiene muchos beneficios para tu salud y para el medio ambiente.

Según un estudio de la Universidad de Oxford, el queso artesanal tiene un menor impacto ambiental que el queso industrial, ya que requiere menos recursos y genera menos emisiones de gases de efecto invernadero. También tiene un mayor valor nutricional, ya que conserva más vitaminas, minerales y probióticos que el queso procesado.

Como dijo el famoso chef francés Alain Ducasse: “El queso artesanal es el alma de un territorio, el fruto de un saber hacer ancestral y el reflejo de una cultura”.

El objetivo de este artículo es enseñarte cómo hacer queso artesanal de forma fácil, divertida y segura. Te explicaremos los ingredientes que necesitas, los utensilios que debes tener, los pasos que debes seguir y los consejos que debes tener en cuenta. También te mostraremos algunas recetas de queso artesanal que puedes probar, como:

No te pierdas este artículo si quieres descubrir el maravilloso mundo del queso artesanal. Te aseguramos que una vez que empieces, no podrás parar. ¡Sigue leyendo y disfruta!

¿Qué es el queso artesanal y cómo se hace?

¿Te gustaría saber cómo se elabora el queso? ¿Te gustaría aprender a diferenciar un queso industrial de uno artesanal? En este artículo te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre el queso, desde su origen hasta su proceso de producción.

El queso artesanal es aquel que se elabora de forma manual, sin utilizar maquinaria ni aditivos químicos. Se utiliza leche cruda o pasteurizada de animales alimentados de forma natural, y se respeta el tiempo de maduración de cada tipo de queso. El queso artesanal es un producto vivo, que cambia según la estación, el clima, el pasto y el animal. Cada queso artesanal es único e irrepetible.

¿Por qué consumir queso artesanal?

Consumir queso artesanal tiene muchas ventajas, tanto para nuestra salud como para el medio ambiente y la economía local. Algunos de los beneficios de consumir queso artesanal son:

  • 🧀 Es más nutritivo: Conserva todas las propiedades de la leche, como las proteínas, las grasas, los minerales y las vitaminas. Además, contiene bacterias beneficiosas para nuestra flora intestinal, que mejoran nuestra digestión y nuestro sistema inmunológico.
  • 🌎 Es más ecológico: Se produce de forma sostenible, respetando el bienestar animal y el equilibrio ecológico. Al consumir queso artesanal, apoyamos a los pequeños productores locales, que mantienen vivas las tradiciones y la cultura de cada región.
  • 😋 Es más sabroso: Tiene un sabor más intenso, más complejo y más variado que el queso industrial. Al consumir queso artesanal, podemos disfrutar de una amplia gama de aromas, texturas y matices, que nos hacen vivir una experiencia sensorial única.

¿Cómo hacer queso artesanal en casa?

Hacer queso artesanal en casa es más fácil de lo que piensas. Solo necesitas unos pocos ingredientes y utensilios, y un poco de paciencia y creatividad. Los ingredientes básicos para hacer queso artesanal son:

  • Leche: puedes usar leche de vaca, de cabra o de oveja, según el tipo de queso que quieras hacer. Lo ideal es que la leche sea cruda o pasteurizada, pero no UHT, ya que esta ha perdido muchas de sus propiedades.
  • Cuajo: es una enzima que se encarga de coagular la leche y separar el suero del queso. Puedes comprarlo en forma líquida, en polvo o en pastillas, o usar zumo de limón o vinagre como sustitutos naturales.
  • Sal: es un ingrediente esencial para dar sabor al queso, y también para conservarlo y evitar el crecimiento de microorganismos indeseados. Puedes usar sal marina o sal yodada, según tu preferencia.
  • Otros ingredientes: según el tipo de queso que quieras hacer, puedes añadir otros ingredientes para darle más sabor o textura, como hierbas aromáticas, especias, frutos secos, miel, etc.
queso artesanal

Los utensilios que necesitas para hacer queso artesanal son:

queso artesanal
  • Una olla grande: para calentar la leche y disolver el cuajo.
  • Un termómetro: para controlar la temperatura de la leche y el cuajo.
  • Una cuchara de madera: para remover la leche y el cuajo, y para cortar la cuajada.
  • Un colador: para separar el suero del queso.
  • Una tela de algodón o un paño de queso: para envolver el queso y escurrir el exceso de suero.
  • Un molde: para darle forma al queso. Puedes usar un molde específico para queso, o cualquier recipiente que tengas en casa, como un bol, una taza o un táper.
  • Un peso: para prensar el queso y compactarlo. Puedes usar un plato con algo pesado encima, como una lata, una botella o un libro.

Los pasos que debes seguir para hacer queso artesanal son:

queso artesanal
  1. Calienta la leche en la olla a fuego medio, hasta que alcance la temperatura adecuada según el tipo de queso que quieras hacer. Por ejemplo, para un queso fresco, la temperatura debe ser de unos 30ºC, mientras que para un queso curado, debe ser de unos 40ºC.
  2. Añade el cuajo disuelto en un poco de agua, y remueve bien con la cuchara de madera. Deja reposar la mezcla durante unos minutos, hasta que se forme una cuajada firme y elástica, que se separa del suero.
  3. Corta la cuajada con la cuchara de madera, en trozos pequeños, del tamaño de un garbanzo. Remueve suavemente la mezcla, para que el suero se libere de la cuajada.
  4. Cuela la mezcla con el colador, y reserva el suero para otros usos, como hacer ricotta, yogur o pan. Envuelve la cuajada con la tela de algodón o el paño de queso, y exprime el exceso de suero.
  5. Coloca la cuajada envuelta en el molde, y presiona con el peso, para darle forma al queso. Deja que el queso se prense durante unas horas, según el tipo de queso que quieras hacer. Por ejemplo, para un queso fresco, bastará con una hora, mientras que para un queso curado, puede ser necesario un día o más.
  6. Desmolda el queso, y añade sal al gusto, frotándola sobre la superficie del queso. También puedes añadir otros ingredientes, como hierbas aromáticas, especias, frutos secos, miel, etc., para darle más sabor o textura al queso.
  7. Disfruta de tu queso artesanal, o déjalo madurar en un lugar fresco y seco, durante el tiempo que quieras, según el tipo de queso que quieras hacer. Por ejemplo, para un queso fresco, puedes consumirlo en unos días, mientras que para un queso curado, puedes dejarlo madurar durante semanas o meses.

Conclusión

Como ves, hacer queso en casa es una actividad muy divertida y gratificante, que te permite disfrutar de un producto natural, saludable y delicioso. Además, puedes personalizar tu queso , según tus gustos y preferencias, y experimentar con diferentes tipos de leche, cuajo, sal e ingredientes. Hacer queso artesanal es una forma de expresar tu creatividad, tu pasión y tu amor por la gastronomía.

Si te ha gustado este artículo, y quieres aprender más sobre el queso artesanal, te invitamos a seguir leyendo nuestro blog, donde encontrarás más información, consejos y recetas sobre el queso . También puedes contactarnos si tienes alguna duda, sugerencia o comentario, o si quieres compartir tu experiencia haciendo queso artesanal. Estaremos encantados de escucharte y ayudarte.

¡Gracias por leer y hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio