Mujeres Recicladoras: Artesanía nacida de los desechos


En pleno siglo XXI, aún hay lugares en el mundo dónde una inmensa mayoría de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Éste es el relato resumido, de una historia de superación. Un grupo de mujeres valientes que han transformado una actividad de pura supervivencia en un auténtico trabajo que las dignifica y les permite aportar un sueldo digno a sus casas.

Esta es la historia de las Ecorecolectoras de Cochabamba, una cooperativa de mujeres bolivianas, que no solo está cambiando la cara del reciclaje, sino también la percepción del oficio de recolectora de basura. Te invito a descubrir cómo la determinación y la creatividad pueden dar vida a la “Artesanía nacida de los desechos”. Así como la colaboración entre personas y la cooperación entre instituciones de diferentes países puede promover puestos de trabajo, allí donde no había más que basura.

Una realidad dificil de digerir

Orígenes: De la idea al proyecto.


Desde hace décadas, las personas más desfavorecidas, sobre todo mujeres amas de casa (llamadas jefas de casa en Bolivia), tienen como medio de subsistencia, la recogida de materiales reciclables de entre los desechos que la población de Cochabamba tira en los contenedores de basura.

Estas mujeres juegan un papel importante en la gestión de residuos de la ciudad, ya que recogen materiales reciclables que luego pueden vender para obtener ingresos. A menudo, estas mujeres provienen de comunidades marginales y se ven enfrentadas a diversos desafíos, como la inseguridad de las calles, la discriminación de género, la falta de acceso a servicios básicos y la exposición a riesgos para la salud, debido a las condiciones insalubres del trabajo.

Hace más de una década, decidieron organizarse para poder dignificar su trabajo. Lo que en un principio era un grupo de mujeres sin relación entre ellas, recolectando pequeñas cantidades de residuos, que le aportaban unos ingresos paupérrimos, se ha convertido en una cooperativa de más de 185 personas. Son Las Ecorecolectoras de Cochabamba.

Llevando a cabo el trabajo en equipos organizados, han conseguido mejorar su situación, además de dejar su huella en el resto del país, dónde muchos grupos de mujeres en su misma situación están siguiendo su ejemplo.
El trabajar de forma organizada, les permite mejorar ciertas condiciones laborales.

 © 2024 Ecorecolectoras Cochabamba – Bolivia

De entre estas mejoras hay que destacar:

Este proyecto es un ejemplo de cómo la colaboración internacional puede ayudar a fomentar una economía circular de materiales en comunidades locales, asegurando que tengan herramientas eficientes y recursos suficientes para su importante labor.

 © 2024 Ecorecolectoras Cochabamba – Bolivia

El Proyecto Kutimuy

Kutimuy es una palabra quechua que significa “retorno” y se relaciona con el objetivo de fomentar una economía circular de materiales en Cochabamba.

Para ello las mujeres recolectoras fueron formadas en conceptos de creatividad, técnicas de reciclado y reutilización de materiales. Aunque el camino es largo y dificultoso por la falta de medios, las Ecorecolectoras de Cochabamba, han iniciado diferentes proyectos de reutilización.

Uno de ellos se basa en el compactado de las latas de aluminio, transformándolas en lingotes de este metal, cuyo valor triplica la venta del producto sin manipular.

Otro de los proyectos fue la reutilización de las botellas de vidrio. En Cochabamba, las botellas de vidrio constituyen un residuo habitual, pero su reciclaje es poco rentable para las empresas debido a los elevados costos de limpieza y procesado, lo que resulta en una oferta de compra a precios mínimos (aproximadamente 0.25 USD por kilogramo, unos 0.23 Euros).

Las Ecorecolectoras, que suelen carecer de medios económicos para transportar los residuos recogidos a las plantas de reciclaje, se ven forzadas a reducir aún más sus ganancias al tener que pagar a intermediarios por este servicio. Ante esta situación, optaron por una solución innovadora: reutilizar, transformando artesanalmente el vidrio recolectado y comercializarlo, eliminando así los costos adicionales de transporte y procesamiento.

El reto previo al taller era hallar métodos económicos, eficaces y fiables para cortar las botellas de vidrio y pulir los bordes afilados. Además, se enfrentaban al desafío de crear un modelo de negocio sostenible que respondiera a las necesidades y percepciones de sus clientes.

Conclusión

En conclusión, la historia de las Ecorecolectoras de Bolivia y su colaboración con el MIT D-Lab es un ejemplo de cómo la innovación y la sostenibilidad pueden ir de la mano para crear un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente.  La innovación no debe ser necesariamente algo espectacular y de última generación. Hemos visto que innovación es darle la vuelta a situaciones complejas en las que los actores necesitan descubrir nuevas perspectivas.

A través de la reutilización creativa de materiales desechados, estas mujeres no solo están construyendo un futuro más verde, sino también empoderando a su comunidad y fomentando un cambio en la industria del reciclaje. Su esfuerzo demuestra que, con la combinación adecuada de tecnología simple, educación y determinación, es posible transformar los desafíos en oportunidades y los residuos en recursos valiosos.

 «Este es un modelo que puede inspirar a otras comunidades en Bolivia y en todo el mundo, para adoptar prácticas más sostenibles y a reconocer el valor inherente en lo que a menudo se descarta.«

Las Ecorecolectoras son un ejemplo de cómo la visión y la acción colectivas pueden llevar a un cambio real y duradero.  Este es el paradigma del futuro. No hay otra vía. Trabajar todos codo con codo por mejorar lo que tenemos, respetando el entorno. 

Si alguien está interesada o interesado en contactar con este colectivo, bien para aportar ayudas bien para recogida de residuos reciclables, esta es su página de contacto

Preguntas de nuestros lectores


¿Cuánto cuesta el kilo de plástico reciclado en Bolivia?

El costo del kilo de plástico reciclado en Bolivia varía, pero puede estar alrededor de los 7 bolivianos (0,94€) , dependiendo de la calidad y el tipo de plástico.

¿Cuántas empresas de reciclaje hay en Bolivia?

No hay un número exacto disponible públicamente, pero existen varias empresas y organizaciones dedicadas al reciclaje en el país.

¿Qué se hace con la basura en Bolivia?

La gestión de residuos en Bolivia incluye la recolección, el reciclaje y la disposición final. Hay esfuerzos para mejorar la separación de residuos y aumentar el reciclaje.

¿Qué lugar ocupa Bolivia en la economía mundial?

Bolivia es una economía en desarrollo con un mercado emergente que está trabajando para diversificar su economía y mejorar su posición en el contexto económico mundial.

Esperamos que este post haya sido de vuestro agrado. Hemos podido ver las diferentes interpretaciones que se le pueden dar a un mismo término, según dónde te encuentres en este planeta. Así la artesanía puede interpretarse como un elemento lúdico, como hacemos en los «países desarrollados» o como un elemento de supervivencia, como ocurre en otros lugares menos favorecidos. ¡Esto es todo amigas!.
Si os ha gustado podéis leer más contenido en nuestro blog. Y compartir en redes si apetece. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio